Top

¿Cocina abierta al salón?

Loft Vancouver Sand

Tanto cuando empiezas un proyecto desde cero como cuando decides adentrarte en una gran reforma en tu casa, la distribución es el punto clave. Dependiendo del tipo de vivienda y estilo de vida que tengas, buscarás espacios más diáfanos o estancias más pequeñas, un baño muy grande o dos más limitados… Sin embargo, muchas veces el dilema llega con la siguiente pregunta: ¿cocina abierta al salón?

No hay una respuesta correcta o incorrecta. En este tema hay muchos adeptos que aseguran que, además de ser bonitas, es una opción fantástica para conciliar el lado culinario con la familia. Por el contrario, hay otras personas que son de la opinión de que este estilo de cocina deriva problemas de olores, no es práctico…

Lo cierto es que, como en todo, hay ventajas e inconvenientes. A nosotros nos encanta así que en el blog de hoy te enseñamos cómo hemos diseñado la cocina y salón de un loft en Nueva York y te explicamos los beneficios de tener un espacio así.

Starwood | Continuidad

Fuera tabiques. Esta es la primera regla del diseño de una cocina abierta al salón. Si bien es cierto que existen diferentes posibilidades como poner puertas correderas, ventanas y pasaplatos o incluso una pared abierta, nosotros somos partidarios de abrirlo totalmente. De esta forma, ganas muchísima superficie y te permite disfrutar de una cocina abierta en su totalidad.

La continuidad tanto del pavimento como del estilo de decoración es fundamental para conseguir una armonía. Por ello, en primer lugar, debes elegir un pavimento que se pueda utilizar tanto en el salón como en la zona de cocinar, teniendo en cuenta que este espacio es más propenso a ensuciarse, caer agua, objetos como cubiertos…

Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, Starwood puede ser tu aliado. Nuestra madera cerámica permite instalarse en ambas partes porque no requiere de limpieza exhaustiva, es resistente y, además, encaja tanto con muebles de cocina como de salón.

Starwood | Vancouver Sand

En concreto, hemos elegido el nuevo modelo Vancouver Sand Ecologic en formato 25 x 150 cm. De tonalidad clara derivada del amarillo, Sand es un material cálido y atemporal que invita a la relajación, al descanso y a la desconexión. Justo los sentimientos que buscamos cuando nos sentamos en el sofá para leer un libro o nos ponemos el delantal para cocinar.

Además del suelo y la pared, la decoración también sigue un mismo estilo y unos mismos tonos ya que la idea es crear una uniformidad y fusionar dos espacios en uno. En este caso, queríamos una atmósfera que perdurara en el tiempo, de estilo moderno, pero sin ser demasiado llamativo, y en la que reinara la paz.

En la parte de la cocina –diseñada por Gamadecor– vemos como prima el tono beige y gris junto con el cristal para dar mayor ligereza. Eso sí, esto implica un mayor orden ya que los utensilios van a quedar a simple vista. Si está desorganizado, esta estancia pierde el encanto y da una mala imagen. Con la vajilla ocurre lo mismo puesto que es una estantería abierta sin puertas.

Por su parte, en la isla encontramos el fregadero, la zona de cocción y el lugar donde desayunar, comer o tomar una copa con tus amigos o familiares.

Vancouver Sand

Si continuamos hacia el salón, vemos como se mantienen los mismos tonos y el mismo concepto; estantería abierta, complementos decorativos sencillos sin recargar y con el sofá creando esa línea de separación imaginaria.

El toque más diferenciador lo aporta el revestimiento. Nuestro decorado Noa Tanzania Almond dibuja un diamante o rombo con un sutil relieve. Es algo innovador y muy elegante a la vez.

Starwood | Ventajas

Así pues, la idea principal es dar a las dos superficies el mismo sentido para tener una cocina abierta al salón estéticamente bonita y funcional.

Una idea que se puede aplicar a cualquier apartamento ya que sirve tanto para grandes como para pequeños. De hecho, para estos últimos son una solución perfecta pues se gana muchísimo espacio y uno se puede mover con más comodidad.

Además, esto también permite incorporar elementos como puede ser barra de desayuno que en el caso de ser una cocina cerrada no sería posible.

Otro de los beneficios que hay que destacar es la fluidez de la luz natural. Normalmente, el salón es la estancia de la vivienda que dispone de un balcón, ventanal grande o más ventanas por lo que la cocina se aprovecha de ello.

Por último, puede ser muy positivo para la comunicación familiar ya que uno puede estar cocinando mientras otro está sentado en el sofá, los padres preparando la cena a la vez que vigilan a sus hijos jugando… Por supuesto, si eres de los que les gusta tener invitados en casa, es fantástico para no perder detalle de la velada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies