Top

Sí a las duchas de exterior

 

Las altas temperaturas de esta época del año invitan a estar todo el día a remojo en la piscina. Aquellos afortunados que disponen de una saben bien que tienen un tesoro, sin embargo, el resto de personas que no se preocupen porque hay una solución. ¿No tienes espacio para una piscina? Di sí a las duchas de exterior.

Éstas pueden estar en una terraza, patio o anexo de la vivienda así que si tienes espacio exterior no lo dudes porque te ayudarán combatir el calor. Además, son súper prácticas y funcionales porque te permiten liberarte de la sal del agua (si vienes de la playa), refrescarte al llegar de trabajar o lavarte tras una sesión de deporte sin necesidad de ensuciar el baño interior.

Duchas prácticas y de diseño

Tan solo necesitas una toma de agua exterior y dejar volar la imaginación. Las duchas de exterior se adaptan a cualquier idea, aunque en el blog de hoy te dejamos algunas claves para conseguir que sea práctica y de diseño.

En primer lugar, debes buscar el sitio perfecto. Lo más aconsejable es colocarla en un rincón o en una zona separada del salón y terraza. El pavimento y revestimiento te ayudará a diferenciar la ducha del resto de exterior sin necesidad de poner paredes.

Pavimento de madera cerámica

Uno de los productos más habituales es la madera cerámica por su resistencia al agua, humedad y altas temperaturas. Además, su versatilidad hace que sea adecuada para superficies, grandes, pequeñas, en una casa de montaña o en un apartamento de playa. Encajará en multitud de proyectos.

Si quieres potenciar el espacio, utiliza el formato 25 cm x 150 cm de Starwood, mientras que si buscas un espacio más dinámico puedes combinar los formatos Smart (22 cm x 90 cm y 14.3 cm x 90 cm) disponibles en algunos de nuestros modelos.

Recuerda que lo puedes colocar tanto en el suelo como en la pared y mezclar con otros materiales como el aluminio lacado en negro para alguna estructura concreta o la piedra.

Por otro lado, si quieres crear un ambiente más íntimo sin cerrar del todo la ducha, la vegetación puede ser tu aliado. Las plantas grandes taparán parte de la zona y, a su vez, transmitirán alegría.

Otra opción es utilizar listones de madera colocados en horizontal porque dejarán pasar la luz sin que se vea todo el interior de la ducha.

Grifería para todos los gustos

En cuanto al modelo de grifería, en la actualidad existen para todos los gustos; columna fijada al suelo, integrada en la pared, con dos tipos de grifo o incluso con salida de agua desde el suelo. También se pueden combinar dos ideas y colocar un grifo en la parte inferior para aclararte los pies de forma rápida y en la parte superior instalar la cabeza de ducha.

Accesorios decorativos

Respecto a la decoración, en este tipo de espacios es aconsejable no colocar demasiados accesorios. La idea es hacer un diseño simple (y atractivo) que no requiera demasiado mantenimiento y limpieza.

Para los geles y champús, te sirve con un pequeño estante u hornacina diseñada incluso con nuestra madera cerámica, obteniendo así un espacio uniforme. Para las toallas, puedes utilizar una escalera ya que te servirá como percha y aportará ligereza. También se admite un discreto taburete.

Convierte la ducha de exterior en la mejor solución del verano

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies