Top

Embarcaciones eternas

Vancouver Brown by Starwood

Si el primer año que nació Starwood quisimos hacer un homenaje en los artesanos y su exactitud y delicadez a la hora de trabajar, en esta ocasión nos hemos inspirado en aquellos artesanos de barcos de madera. ¿Por qué? Porque construir uno de ellos lleva mucho tiempo… Muchos meses de trabajo meticuloso y trabajo constante. Nos sentimos identificados con ello porque sabéis que nos esforzamos día a día por ofreceros la mejor calidad y por seguir evolucionando. Y, sobre todo, porque consiguen embarcaciones resistentes frente a cualquier oleaje.

En el blog de hoy queremos acercaros a una de nuestras fuentes de inspiración, a uno de esos artesanos de barcos de madera, Rafael Figuerola.

Mirando fijamente aquellas embarcaciones que descansan sobre caballetes en el centro del taller se encuentra Rafel Figuerola. No nos ha oído entrar, así que continúa distraído mientras retira con las yemas de sus dedos aquellas virutas de serrín que lo acompañan cada día al compás de sus pasos en su oficio. Va paseando de proa a eslora en tierra firme mientras da forma a los barcos que ve nacer desde su taller y nos cuenta aquello que navega en su memoria desde su niñez.

¿Cuándo decidiste dedicarte al emocionante mundo de la construcción de barcos?  “Vengo de familia pescadora y dejé de estudiar muy pronto. Hasta los 16 estuve pescando con mi padre y me surgió la oportunidad de comprar este astillero de patines de vela”.

Mientras sus manos acarician la madera de los barcos, sus ojos ilusionados confiesan al mismo tiempo un sueño cumplido: crear su propio taller. Una ilusión llamada El Patí Vela cumplida hace ya más de 30 años en la ciudad de Barcelona.

¿Hay mucha demanda de este tipo de barcos de madera? Durante el año construimos alrededor de 30 y 40 embarcaciones que nacen a orillas del Mediterráneo, lugar que les ve zarpar.

Mástiles y velas, herramientas y maderas a babor y a estribor llenan un espacio repleto de luz y artesanía, emoción en el arte de la creación dentro de cuatro paredes.

Además de conocimientos de carpintería, ¿qué cualidades debe tener un artesano en este oficio? Actitud, porque con la actitud viene la aptitud. Y pasión, pasión por cuidar cada detalle en la madera, cada acabado trabajado pensando siempre en cómo reaccionará la embarcación ante la mar rizada.

¿Ha cambiado mucho el oficio a lo largo de los años? En absoluto, seguimos utilizando la misma técnica que hace 50 años escogiendo siempre los mismos materiales y moldes que nos permiten obtener un resultado excelente.

Entonces, realmente el tema de la innovación y la tecnología… Artesanía eterna, esa es el alma de nuestros barcos.

Miramos el reloj. El tiempo ha navegado a nudos y nosotros nos despedimos de Rafel, aquel niño pescador, aquel joven marinero que sigue llenando los mares de su pasión, su oficio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies